Categorías
Explorando el término y alrededores

LANAO (también llamada LA TORRE DE LA LUZ o EL SALTO DE LA CIVÁN)

Esta semana, la propuesta para visitar en el entorno de Caspe nos lleva a la huerta de Miraflores, concretamente al paraje llamado Cuesta de Lanao, donde se conservan los restos de una pequeña central eléctrica más abajo de la acequia y dominando el río Guadalope. Su ubicación no es casual: desde tiempo inmemorial la Civán está obligada a suministrar una muela de agua (360 litros por segundo) a la comunidad de regantes del otro lado del río, la llamada Rimer de Allá. Esos litros de agua iban directamente desde la Acequia Principal al río, con lo que se asegura el caudal para los últimos regantes del Guadalope.

Con el antecedente del Molino de la val de Zail, a principios del siglo XX la Comunidad de Regantes de Civán firmó una concesión por 30 años con un zaragozano apellidado Martón. A su muerte, sus sucesores vendieron la concesión a la Sociedad Española de Construcciones Eléctricas (SECE).

Paralelamente, en 1905 se fundó una sociedad llamada la Electra, con la presencia en su consejo de administración del propio Martón junto a otros caspolinos como Manuel de Latre, presidente de la Civán, y Díaz de Arcaya por entonces alcalde de Caspe. Según creemos, la Electra gestionó la central eléctrica.

En 1935 del salto de la Nao producía casi 100 caballos, más de la mitad de lo que se consumía en Caspe durante el verano, que eran 150 (en invierno se consumían 250 caballos por la molienda del aceite). Por entonces se pagaban un recibo de 3 pesetas al mes como cota fija más 70 céntimos por kilovatio consumido. ¿Cuando dejó de usarse? No lo sabemos con certeza, aunque es muy probable que ya no se empleara después de 1939. Lo que sí sabemos es que antes de la guerra la Civán manejaba un proyecto para ampliar el salto de Lanao (los datos proceden del trabajo de Alberto Serrano en Cuadernos de Estudios XXI).

Aquí os dejo unas fotografías de las ruinas del edificio, en el que como véis, todavía se conservan algunos restos interesantes de la maquinaria. Si queréis llegar hasta las ruinas, ir con calzado adecuado pues la bajada es complicadilla.

Una respuesta a «LANAO (también llamada LA TORRE DE LA LUZ o EL SALTO DE LA CIVÁN)»

El topónimo «Cuesta de Lanao» es un error de transcripción de los geógrafos que redactaron el mapa y escucharon la denominación de viva voz de los vecinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *