Categorías
Entrevistas

Lloni Ruina/Jaque a la Reina: «más que un concierto, va a ser una fiesta»

Publicado en El Agitador el 28-3-2014

Mañana sábado [marzo de 2014] a las 12 de la noche, los grupos Jaque a la Reina y Lloni Ruina y los Qu´es guazan la Colomina actúan en el Pabellón Municipal de Caspe (tras ellos DJ Cuko alargará la velada para los más pendones).

Tanto Lloni Ruina como Jaque a la Reina hace años que no tocan, y este fin de semana vuelven a los escenarios sin cobrar nada por ello (la entrada es gratuita) porque se han propuesto colaborar con su ciudad: los beneficios de la barra van destinados al encuentro de tambores y bombos que se celebrará el sábado siguiente en Caspe. Antes de hablar del concierto hacemos un poco de memoria y repasamos brevemente la trayectoria de ambas formaciones. 

Los primeros Flequillos eran poco más que unos críos. Santi Buisán, Ignacio  Fernández  Moña, Carlos Portolés y J.L. Ponte comenzaron a tocar a mediados de los años 80. En una de las primeras entrevistas que les hicieron en la radio les preguntaron porqué habían formado un grupo. Contestaron que a ninguno les gustaba jugar al fútbol, y que por eso se buscaron otro hobbie.

Ignacio es el hermano de uno de mis amigos de toda la vida, con lo que recuerdo perfectamente escuchar muchos de sus primeros ensayos en los bajos de los Fernández. Flipábamos viendo una banda de rock ensayando ahí, junto a nuestro lugar de juegos, al lado de la Iglesia. No importaba que la batería fueran en realidad un puñado de tambores con esponjas. De aquél primer gérmen rockero muy influenciado por el rockabilly español, también formaron parte J.L. Gómez y José María Ajo. Pasaron los años y los Flequillos mutaron a Jaque a la Reina. Fue su etapa más brillante, en la que llegaron a compartir escenario con Tako, Burning o Siniestro Total. A partir de 1990 se convirtieron en Orquesta Nacar (es ahí donde se incorporaron Isabel Castro, a la voz, y José Manuel Conte a los teclados). El guitarrista José Manuel el Violo u Omar y su saxo también tocaron alguna vez con ellos. En 2004 lo dejaron, aunque varios de ellos siguen en la música. 

lloni+jaque

Lloni Ruina y los Qu´esguazan la Colomina empezaron a tocar casi sin darse cuenta. Todo comenzó en los tederos (así llamamos a las hogueras en Caspe) de la Peña A´Destajo, por San Antón. Elíseo solía animar el cotarro con su bandurria, tocando lo que le venía. Otro de la peña,  Jose Fer el Cacho tocaba la guitarra, y junto a M.A Cirac formaron un improvisado trío que se hizo imprescindible en las fiestas de la A´Destajo gracias a las versiones de temas famosos a los que convertían en canciones rurales. Ni siquiera ensayaban cuando se dieron cuenta de que ya tenían un puñado de canciones. Es entonces cuando alguien dijo “¿y si os pusiérais encima de un remolque? Les gustó la idea. «¡Igual hacíamos risas y todo!», se dijeron. Entonces Cacho comentó que conocía a un chico –J.L. Mayoral- que estaba estudiando percusión; dicho y hecho, lo ficharon de batería. Su primer concierto oficial se celebró en el local de la Adestajo cuando este se situaba debajo de La Rosaleda. Poco después ya tocaron como «profesionales» en un garito de la zona, el Bus 35. Tras dos o tres conciertos sin bajista se incorporó Carmen. Con el grupo al completo grabaron su  CD“Live in Chiprana”.

El final de ambas formaciones fue similar: loa años conllevan sumar obligaciones, crear una familia, tener menos tiempo…hasta que decidieron dejarlo. Pero el gusanillo de la música siempre estuvo ahí, por eso cuando alguno (principalmente ha sido cosa de Santi) insistió en volver a tocar, al resto de integrantes de ambas bandas no hizo falta insistir mucho para convencerlos. Mañana sábado, 9 años después en el caso de los “Jaque” y 12 en el caso de los “Lloni”, vuelven a un escenario. Y por si fuera poco, por primera vez van a tocar juntos. Sí, juntos y revueltos. Esto promete. Por eso hemos quedado para charlar un rato con ellos. Tras los saludos de rigor nos metemos el harina, aunque más que una entrevista al uso, es una conversación que grabo y después transcribo. 

Cuéntame, M.A. Durante estos años, ¿habéis dejado totalmente aparcados los instrumentos? M.A. (De los Lloni Ruina): Nuestro grupo nada común. Yo he hecho algunas clases de guitarra española y Eliseo ha tocado algo también por ahí, pero poco más.

Y cómo ha sido esto de decidiros para quedar. M.A. Pues han influido dos cosas. Una Santi, que siempre ha estado insisistiendo. Pero ha sido importante tener una fecha, un proyecto a corto plazo.

Chema (De los Jaque a la Reina). Está claro que así es la manera de decidirte. Pasó lo mismo con la actuación que hicimos a favor de ADAMA, en el Teatro Goya de Caspe.

M.A: Claro, para una cosa concreta, sacas tiempo.

Conte, Mayo, Moña
José Manuel Conte (teclados), José Luis Mayoral (batería), Ignacio Fernandez (batería).

Vayámonos a los inicios. ¿Cómo empieza uno a tocar en un grupo? ¿Teníais experiencia previa? J.M. Violo (Jaque): Yo empecé en Santa María la Mayor tocando “Alabaré Alabaré” y cosas así, ya ves.

Santi: yo empecé con Portolés. En el instituto, tocando la guitarra en clase y tal.

M.A.: Sí, yo recuerdo de verte a ti y a Portolés tocando “Lobo hombre en París” en un festival del Instituto.

Me acuerdo de un concierto vuestro, uno de los primeros, Santi, en el Teatro Goya. Sí, entonces nos llamábamos Objetivo Directo. Luego fuimos Pakistán Chu-Chu [se descojona el personal].

Hablemos, Santi, de la composición de canciones. ¿Cuántas propias llegasteis a crear? Unas 30 o 35.

¿Y quién se encargaba de componer? Normalmente yo.

¿Música y letra? Sí. La del cementerio la escribí en unos 20 minutos o así…

¿Solo? Pues es la que os hizo famosos. Sí, ya ves. Ahora, para la ocasión la hemos hecho de otra manera, en un plan más suave, con el saxo que toca Omar…

 Y, cuando componías, la inspiración cómo llegaba. ¿Eso se busca? ¿Te viene?¿Por las noches? ¿En el curro? Buah, por la tarde, por la noche…yo como entonces no tenía muchas obligaciones, te ibas al local, cogías la guitarra tú solo e ibas probando.

Conte: claro, musicalmente hablando, es muy difícil componer sin un instrumento en la mano. Tú tienes una letra y tal y si no tienes el instrumento cerca  y vas probando, es muy complicado.

Santi: pues yo alguna vez sí que hice la letra y después le puse la música…

Me interesa esto de componer canciones porque es una cosa que siempre me ha parecido complicadísimaViolo: la música es como las matemáticas. Si tú compones la letra con los versos medidos, luego cuadricular la música es fácil. Pero si haces los acordes mal medidos, no hay forma.

Santi: luego tienes que pensar que por mucho que uno sea el que crea la canción, lo que haces es lo más básico. Luego con el grupo lo pones en común, vas probando cosas, quitamos y ponemos.

En vuestro caso [los Lloni], lo más especial eran las letras. M.A., la autoría de las mismas era tuya, ¿no? Sí, bueno, aunque al principio, cuando no teníamos casi repertorio, cogimos un libro que tenía la peña Sk´andalo con canciones españolas con la letra cambiada y utilizamos algunas. Un par cuya letra era de mi hermano las tocamos en un principio, pero luego ya no.

Tenéis cuántas canciones en total. Nuestras, letra y música, 3. Versiones, unas 30 o por ahí.

 ¿Y todas hacen referencia al mundo rural? Todas.

Es decir, os clasificáis como un grupo de estilo agrorock. 

Sí, agrorock, música Cámara Agraria, le puedes llamar cómo quieras [otra vez se descojona el personal].

Vuestras letras son una cosa muy divertida, con referencias a cosas muy conocidas en una población agrícola como Caspe, pero, ¿son canciones solo para gente familiarizada con el mundo rural? M.A: No, que va, son cosas muy sencillas. Para decir “me voy a comer un tocino” no hace falta…[tercera vez que paramos por las risas generalizadas].

¿De quién bebías a la hora de escoger canciones? Porque vuestros gustos son muy heterogéneos. Cacho: Pues un poco lo que sonaba. Muchas veces tocaba uno la estrofa de alguna canción y nos venía la idea y así le sacábamos letra, aunque también con algunas nos lo proponíamos y no había forma.

M.A: en todo caso, Los Gandules. 

Igual tocábais pop, rock, que lo que venía…M.A:Sí, la verdad es que sí. Además con una ventaja: así como estos [se refiere a Jake a la Reina] cuando hacían una versión se preocupaban de ser muy fieles a la música, a nosotros nos daba igual, nos importaba más la “pachuchá”, la tontería.

Siempre primando el humor, ¿no? M.A: Exacto, que a la gente le sonaran las canciones y si se encima se echaban unas risas, mejor.

Supongo que cuando elegíais versiones o componíais, surgirían los típicos problemas en el sentido de los gustos. Unos son de gustos más pop, otros más rockeros…Santi: Eso siempre pasa. Ayer mismo en el ensayo, empezó Chema con el teclado en plan muy fino y Curro ya se sofocaba ¡Como se toque así…!

Cacho: bueno, como sacábamos canciones entre todos, pues había para todos los gustos. Nosotros éramos un poco como tres shows distintos. M.A. sacaba unas, Eliseo las suyas y yo otras, no sé, hacíamos repertorio variado. Si dijeras que solo hacemos canciones de un estilo en concreto era más aburrido.

Mientras estamos charlando van llegando el resto de componentes, Eliseo, Ponte, Moña, Curro…sigo interrogándolos mientras van preparándose para el ensayo. Pregunto a un par de los recién llegados:

¿Cuántas ganas teníais de volver a un escenario? Muchas [dice uno]. Yo muchas [dice el otro].

¿Y vuestras mujeres? Bueno, igual no tantas [risas]. Bueno sí, para una vez sí, se lo han tomado bien.

[Pregunto a M.A]: Supongo que después de este retorno saldrá algún concierto más, porque me ha contado un pajarito que ya tenéis ofertas. Buh, la cosa es complicada. Uno de los motivos por el que dejamos de tocar era que nos solían llamar en viernes, porque los sábados ya tenían ambiente asegurado, pero los viernes, para tener gancho, pues te llamaban, y con el trabajo de éste [señala a Cacho, que es panadero], pues no podía ser.

Cacho: De los que más talento tuvieron fue el “Sardino pequeño” [Toño, hermano de Santi, que regentó durante un tiempo el Bus 35], que lo hicimos en sábado.

Mayoral: calla, calla, me acuerdo de aquel concierto: ¡montamos la batería encima de la mesa de billar!

Vosotros, Jaque a la Reina, fuisteis más «parranderos» e hicisteis buen número de conciertos fuera de Caspe, ¿no?. Santi: sí, lo que más comarca.

Ahora tú, Eliseo. Cuéntame cómo se combina algo tan folk como una bandurria con las guitarras. ¿Qué sientes tocando con guitarristas tan consagrados como el Violo? Es de puta madre. Anoche se corrían juntas la bandurria y la guitarra [risas otra vez]…fue una pasada. A las dos de la mañana era una cosa…

Eliseo
Eliseo acompañado de su inseparable bandurria

¿Estáis teniendo problemas para combinar tantos instrumentos juntos? Santi: Ha ido todo mejor de lo que pensábamos. Alguna canción a la primera ha salido sola.

Aunque fácil no estará siendo, porque muchos estabais bastante desentrenados. Eliseo: Sí, muchos no tocábamos desde hace tiempo salvo en alguna cena con los amigos y poco más.

Santi: el primer día que tocamos juntos a Curro [Francisco Jarque] se le hizo una burra como este saco de basura…él no tocaba desde aquella que hicimos para el festival Vade Retro.

Y a la hora de refrescar la memoria, para repasar vuestras propias canciones, ¿habéis tirado de grabaciones? Santi. No me hables…Hay canciones que ni me acuerdo de la música, ni de la letra, ni las tenemos grabadas. Las doy por perdidas. Nosotros tenemos vídeos, pero grabaciones de audio ni una. Tenía un audio grabado de cuando hicimos la despedida en la plaza la Virgen, pero no sé quién me lo pidió y no me lo ha devuelto.

Eliseo: a mí me ha venido muy bien tener el CD del “Live in Chiprana”.

Cacho: el otro día me dijo uno que se había bajado nuestro CD del Emule…a ver si me lo bajo yo también porque ni lo tengo.

M.A: es que ahora es una maravilla, con tanto aparato y tanta historia, puedes grabar de todo, pero entonces era otra cosa.

No es la primera vez que tocáis juntos. No, ya coincidimos hace un montón, con una gala benéfica por un Huracán en sudamérica. Luego hicimos también un 1º de Mayo

Y esto, ¿cómo ha surgido? ¿Os lo pidieron? No, nos hemos ofrecido nosotros. Esto se estaba mascando desde el año pasado. En diciembre nos reunimos, buscamos fechas y pensamos en esta fecha, la de la semana de antes de los tambores,para que sea la Coordinadora llevara la barra y el beneficio. Nosotros lo hacemos gratis.

¿Y cómo surge la idea de tocar todos a la vez? Pues pensamos en varias cosas, que nadie sea más protagonista, no tener que esperarnos. Aunque lo principal es que pensamos  que sería mucho más espectacular ver a 13 personas sobre el escenario.

Casi todos
Varios de los componentes durante el ensayo

¿Y la selección de canciones cómo ha sido? Sin problemas. Cada grupo ha elegido las suyas.

Antes de finalizar tengo que preguntaros por el panorama musical caspolino. ¿Qué os parecen los Diluendo? Santi: A mí me parecen instrumentalmente muy buenos.

Cacho: teniendo en cuenta que son solo tres…yo pienso que lo hacen muy bien.

Por último, ¿Por qué recomendáis a la gente que vayan al concierto? José Luis Ponte: Porque no hay nada mejor que hacer  [risas otra vez]

Santi: pues porque más que un concierto va a ser una fiesta

Viéndolos ensayar no tengo ninguna duda de que el concierto va a ser un éxito. Tocan todos con una sonrisa en la cara. Están disfrutando. Y eso se contagia.

 Amadeo Barceló 

Vídeo grabado durante el ensayo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: