Categorías
Historia medieval y moderna

La Cofradía de la Vera Cruz ¿contra los herejes locales?

El 2 de febrero de 1599 se instituyó la Cofradía de la Vera Cruz en Caspe. Con ello, se pretendía ensalzar la reliquia traída por Juan Fernández de Heredia a finales del siglo XIV. La cruz que, según la tradición contiene un gran fragmento de la cruz de Cristo, había pertenecido al Papa de Avignon Clemente VII.

Entre los objetivos de la cofradía caspolina se hallaba fomentar el culto de la pieza. La reliquia era paseada con solemnidad durante la Semana Santa y su fiesta se celebraba el 14 de septiembre. Quizá de entonces proviene la tradición que todavía se conserva: bendecir los términos, Vera Cruz en mano, a principios del mes de mayo. La costumbre se acabaría perdiendo, si bien desde 1970 la Cofradía de la Vera Cruz, ahora llamada del Santísimo Sacramento y la Vera Cruz, procesiona de nuevo cada Viernes Santo. Otra costumbre hace pocos años perdida consistía en mostrar la cruz en el portal de la iglesia cuando se acercaba una tormenta. En marzo de 2019, cuando la pandemia desatada por la COVID-19 golpeaba con dureza, la Vera Cruz fue sacada a la puerta de la iglesia.

La cofradía del Santísimo Sacramento y de la Vera Cruz

El origen de las cofradías se remonta a los siglos XIV y XV. Constituían una fuente de ayuda material y espiritual para los fieles. Se encargaban de los funerales o misas de aniversario de los cofrades, «garantizando» con ello el descanso eterno de sus almas. Pero uno de los principales motivos del nacimiento de las cofradías durante el medievo se encuentra íntimamente relacionado con las herejías; las cofradías de la vieja Europa trataron de encauzar los deseos de perfección y ascesis que propugnaban las corrientes heréticas durante toda la Plena y Baja Edad Media. Desde valdenses y cátaros hasta el wiclyfismo, husismo y, finalmente, protestantismo, los movimientos heréticos fueron un auténtico quebradero de cabeza de la Iglesia durante la Edad Media y buena parte de la Moderna. Por eso cabe preguntarse si, en un lugar con tanta presencia de brujería como fue Caspe, además del culto a la reliquia la cofradía de la Vera Cruz se ocupó en su origen de plantar cara a los numerosos herejes locales. Quién sabe.

Publicado en El Agitador el 23-11-2013

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: