Categorías
Explorando el término y alrededores

LA ESPARTERA: EN LOS CONFINES DEL TÉRMINO

Hay zonas dentro de los límites de nuestros pueblos apenas transitadas. Ni siquiera sus nombres son conocidos por la gran mayoría. Tal es el caso de la Espartera (que no el Espartal), una partida que se localiza en el extremo occidental del Bajo Aragón Caspe.

Esta zona de frontera comarcal se encuentra entre los municipios de Chiprana y Caspe (si bien una pequeña parte de la misma pertenece a Escatrón) y llegamos a ella a través de las partidas de Puño Gordo o la Tallada. Hasta allí no llega ningún ramal de la Acequia de Civán ni de la Colomina. Todo es secano y no hay más agua que la que cae del cielo, si bien puede verse algún balsete alimentado por un rudimentario canal por el que fluye el agua en días de lluvia. Pero si el invierno es favorable, tal y como el de este año, es una gozada dar un paseo por la Espartera contemplando el verde de los sembrados disfrutando de la compañía del placentero silencio. Apenas el paso del tren puede interrumpir la calma que se disfruta en aquellos parajes, porque más allá de propietarios o cazadores en temporada de caza, nadie frecuenta la Espartera.

Dentro de no demasiado tiempo la Espartera va a perder su belleza virginal. Según parece, sobre buena parte de los terrenos van a instalarse placas solares. Las plantas fotovoltaicas son una apuesta sostenible, de futuro, y una gran noticia para quienes poseen terrenos allí donde las empresas fijan sus miras, pero son también un elemento extraño a nuestros montes. Los paneles solares transforman las tierras donde son plantados en escenarios monótonos, faltos de vida, aburridos, feos, cuasi marcianos. La sostenibilidad no siempre es bella. Así que les recomiendo que se den una vuelta por la Espartera antes de que las energías renovables desvirtúen la pureza de estas tierras del poniente comarcal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: