Categorías
Explorando el término y alrededores

La torre de Esteban Sancho

A unos 12 kilómetros de la plaza Aragón, sin dejar el camino del Pallaruelo hasta el final del asfalto, encontramos un cruce a la izquierda con un par de indicadores: Finca el Cerrojo y campo de tiro. Tomando esa dirección, un kilómetro después encontramos una torre de buenas dimensiones en ruinas. Se trata de un abigarrada construcción en la que se distingue en primer término un corral muy degradado, y tras ella una segunda edificación aparentemente anterior. En esta última, a pesar de la pérdida parcial del tejado y de algunos parches recientes poco afortunados, se distinguen varios elementos dignos de mención. Aunque las paredes se levantaron en su mayoría en sillarejo, los aleros, esquinas y arcos de las puertas son de buena piedra sillar. No en vano, la torre cuenta con cuatro entradas bajo arco de medio punto, tres en la parte delantera y una cuarta en la trasera.

Vista frontal en la que se distinguen los tres arcos de medio punto de la fachada delantera
Arco de medio punto en la fachada trasera
Otro de los puntos a destacar es el alero pétreo del edificio

En uno de las entradas se conservan varios grabados en las jambas. Se aprecian varias cruces, destacando una grande «de capilla» (muy habitual en torres del Bajo Aragón), varias siglas y dos fechas del siglo XIX.

Bajo la inscripción «Año», una gran cruz de capilla. Bajo ella se aprecia una segunda

Encima de esta entrada, sobre el dintel, enmarcada, se encuentra la inscripción más destacable de conjunto.

Nada sabemos acerca del tal Esteban Sancho, probablemente el propietario de la torre que en el año 1781 decidió pasar a la posteridad grabando (o mandando grabar) su nombre en un lugar bien visible. Lo que sí es seguro es que la vía a la que se asoma esta inscripción tenía más tránsito en el siglo XVIII que hoy en día. En aquel tiempo en el que todo eran caminos, la torre, ¿quizá una venta? se situaba en pleno itinerario entre Caspe y Samper. De hecho, en los mapas todavía leemos Camino a Samper de Calanda.

2 respuestas a «La torre de Esteban Sancho»

Pues seguramente sería alto en el camino. He buscado en Google por qué se llama «Cruz de capilla», pero no he sabido encontrar. ¿Me lo puedes aclarar?
Gracias por estos artículos.

José Antonio Benavente escribió sobre ello, pero ahora mismo no recuerdo dónde. En todo caso, son unas cruces que se distinguen por llevar una base con forma casi triangular y suelen aparecer en las puertas de los mases, a menudo junto a las jambas. Son habituales en Caspe y otros pueblos del Bajo Aragón. ¡Saludos Paco!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: