Categorías
Historietas

El pequeño misterio de la pila bautismal

Extraemos de los libros de actas del Ayuntamiento de Caspe datos apenas conocidos sobre la pila que flanquea la entrada al principal templo de Caspe, Santa María la Mayor. Si recordamos, como la mayor parte de la iglesia, la anterior pila bautismal se perdió durante la Guerra Civil. En cuanto a la actual, una versión extendida asegura que proviene de los restos de la Capilla de la Vera Cruz; con parte de su ruina se habría edificado el gran recipiente. Sin embargo, Antonio Barceló y Alberto Serrano (Cuatro Esquinas) aseguran que el cantero Isidro Sancho Cirac regaló al escultor Amadeo Paltor la piedra en la que este labró la pila bautismal de la Iglesia parroquial. Siguiendo esta versión -facilitada por la propia familia de Paltor-, el soporte marmóreo provendría de la Herradura. Pero no es la única hipótesis que se baraja.

En la sesión plenaria del Ayuntamiento de Caspe de 22 de mayo de 1940 «se dio lectura a carta del sr. Marqués de Lozoya ofreciendo una nueva pila bautismal para la Iglesia». Por parte del Ayuntamiento se agradeció la «atención e interés mostrado a este señor» mientras se ordenaba «que se realicen las gestiones para su traslado a esta ciudad». El asunto iba para adelante, pues en el pleno siguiente (29 de mayo) se anotó que ya estaba todo dispuesto para traer la nueva pila bautismal desde Madrid. Resulta extraño que el marqués ofreciese el litúrgico recipiente en esa fecha porque la iglesia parroquial no se reabrió hasta 1947. Cabe añadir que, si la pila del marqués vino a Caspe, parece que no hay noticia de ello en el archivo parroquial.

Lo que sí podemos dar por seguro es que la tapa de la pila que hoy puede contemplarse en la iglesia de Santa María salió de los talleres de los hermanos Albareda a principios de los años 50. Sin embargo, la duda queda en el aire: ¿Qué fue de la pila bautismal que donó a Caspe el marqués de Lozoya? ¿Podemos aseverar, como afirman Borrás, Siurana y Thomson (2012: 295-296), que la actual pila se construyó a finales de los años 40 y «muy posiblemente» fue obra del escultor Amadeo Paltor? ¿Reutilizando mármol de la Capilla de la Vera Cruz, o por el contrario, dando forma a un mármol herradurano?

Publicado en El Agitador el 4-11-2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: