Categorías
Historietas

Fernando de Trastámara pudo ser rey de Portugal

Es vox populi lo que pasó con una corona y Fernando de Trastámara, el rey «caspolino» (permítaseme la licencia), aquel 28 de junio de 1412. Pero lo que no es tan conocido es que Fernando, 30 años antes, pudo ser rey de Portugal.

Fue a raíz de la muerte de Pedro I de Castilla, conocido como el Cruel cuando se desató el conflicto conocido como las Guerras Fernandinas a raíz de los derechos de Fernando  I de Portugal al trono de Castilla. Estas guerras se prolongaron entre 1370 y 1382 (y poco después se desató un nuevo conflicto castellano-portugues del que su más afamado envite fue la Batalla de Aljubarrota). Pues bien, fue en el año 1382 cuando los ejércitos castellanos y portugueses se hallaron frente a frente dispuestos para el combate. Pero la lucha no se produjo.

Por mediación del cardenal Pedro de Luna, portugueses y castellanos firmaron la paz de Elvas. Y entre las clausulas, destacó el acuerdo matrimonial de Fernando, hijo de Juan I de Castilla, con Beatriz, heredera del trono de Portugal (que por entonces tenía 10 años).

Sin embargo, ese mismo año Juan I, padre de Fernando, quedó viudo de Leonor (hija de Pedro IV el Ceremonioso). El nuevo matrimonio de Juan I se convirtió en un asunto de primera magnitud en Castilla y se recibieron ofertas de Aragón, Francia, Inglaterra y Portugal. La geopolítica se impuso y, tras los acuerdos de Salvaterra de Magos, la boda entre Juan I y la niña Beatriz se celebró en Badajoz en el mes de mayo de 1383.

Compuesto y sin novia, Fernando acabaría desposándose 10 años después con su tía Leonor, condesa de Alburquerque, seis años mayor que él. Pero Fernando, a pesar de ser hijo segundón, parecía haber nacido predestinado a reinar y unos años después sería proclamado rey de la Corona de Aragón tal día como hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: